Inicio » Àmbit Geogràfic » El Imperio portugués

El Imperio portugués

El Imperio portugués fue un imperio destacado en el Siglo XV, XVI y XVII que comenzó viajando a tierras desconocidas por los europeos y así empezando la Era de los descubrimientos. Llegó primero a la India y al sur africano. Este imperio, sobre todo durante sus comienzos, se estructuraba en; las ciudades propiamente portuguesas; las factorías, o construcciones en ciudades no portuguesas realizadas exclusivamente para el comercio; las bases, o zonas de intercambio directo, ciudades no portuguesas sin edificios cuyo mercado lo realizaban desde las propias cargas del barco. El Imperio Portugués pasó a pertenecer a la Monarquía Hispánica durante el reinado de Felipe II y se separó en el reinado de Felipe IV

El Imperio portugués

Los soldados portugueses capturaron Ceuta en 1415. A lo largo del siglo XV, los barcos portugueses organizados por Enrique el Navegante exploraron la costa oeste de África, haciendo mapas del territorio y buscando comercio, particularmente en especias, oro y esclavos. En 1487, Bartolomeu Dias rodeó el Cabo de Buena Esperanza, y en 1498, Vasco da Gama alcanzó Calicut actual Kozhikode en la India y estableció los primeros puestos portugueses en este subcontinente, especialmente en la Costa de Malabar, Kerala, y en el Gujarāt. El descubrimiento de la ruta marítima alrededor de África hacia la India y el resto de Asia abrió enormes oportunidades de comerciar para Portugal, y Portugal se movió agresivamente al establecer puestos de comercio y bases fortificadas para controlar este comercio.

En África Oriental, pequeños estados islámicos junto a la costa de Mozambique, Malinda, Kilwa, Brava y Mombasa fueron destruidos o se convirtieron en sujetos o aliados de Portugal, del mismo modo las posesiones del sultanato de Zanzíbar quedaban prácticamente subordinadas al naciente imperio portugués. Pedro de Covilhã había alcanzado Abisinia en 1490. En el Océano Índico y Mar Arábigo, uno de los barcos de Pedro Álvares Cabral descubrió Madagascar, la cual fue parcialmente explorada por Tristán da Cunha en el año 1507; Mauricio fue descubierta en ese mismo año 1507, Socotra ocupada en 1506, y ese mismo año,  D. Lourenço d’Almeida visitó Ceilán. La victoria naval portuguesa en la batalla de Diu le abrió paso a la hegemonía marítima absoluta en el Oriente, convirtiendo el Índico en un lago portugués. Con la conquista de Ormuz, los lusos tenían en su poder el golfo pérsico. Un intento de conquistar Adén en 1510 falla y obliga a los portugueses a retirarse. Sin embargo el segundo intento en 1516 es un éxito, y durante 22 años los portugueses dominaron la ciudad. Esta conquista les posibilitó, junto al castillo de Socotora, dominar el Mar Rojo y controlar al fin la Ruta de las Especias. El Imperio portugués en el Este fue garantizado por el Tratado de Tordesillas, y Portugal estableció puertos comerciales en puntos lejanos como Goa, Malaca, las islas Molucas, Macao, y Nagasaki. Protegiendo su comercio celosamente de sus competidores europeos y asiáticos, Portugal no solo dominó el comercio entre Asia y Europa, sino también mucho del comercio entre las diferentes regiones de Asia, tales como India, Ceilán, Indonesia, China , y Japón. Misioneros jesuitas siguieron a los portugueses para difundir el cristianismo católico romano por Asia con éxitos mezclados. Brasil fue descubierto en 1500 por Pedro Álvares Cabral. Aunque inicialmente menos importante, Brasil llegaría a ser la colonia más importante del imperio, desde la cual Portugal reunió recursos como oro, piedras preciosas, caña de azúcar, café y otras cosechas.

El mapa de los territorios de la Corona, bajo el reinado de Carlos I, sin incluir el Imperio Alemán y Austria que luego heredaría Fernando, en 1556, esto es, solo los territorios que heredaría Felipe II en 1550, y que después formarían la unión con Portugal en 1580. Desde 1580 hasta 1640, el trono de Portugal fue retenido por los reyes Habsburgo de España. Este periodo marcó el fin del I Imperio Portugués al establecerse la Unión Ibérica o Unión de las Coronas, o según definición de la época “Unión de los reinos españoles”, o de España siendo los reinos españoles la Corona de Aragón, Castilla y Portugal. Los enemigos de España, tales como los Países Bajos, Francia e Inglaterra, codiciaron sus riquezas ultramarinas, y en muchos casos encontraron más fácil atacar los puestos portugueses pobremente defendidos que los españoles, principalmente las Provincias Unidas de los Países Bajos; España también ejerció una política de abandono de las capitanías portuguesas que ahora controlaba. Aunque las colonias holandesas en Brasil fueron borradas, en el siglo XVII, los holandeses pudieron ocupar Ceilán, el Cabo de Buena Esperanza, y las Indias Orientales y a encargarse del comercio con Japón en Nagasaki. Los territorios del Pacífico del Portugal fueron reducidos a las bases en Macao y Timor Oriental. En 1661 los portugueses dieron Bombay a Inglaterra como parte de una dote, y por los próximos cien años, los británicos se convirtieron en la potencia dominante en la India, excluyendo a otras potencias del comercio. Portugal retuvo Goa y varias bases menores a lo largo del período. El terremoto de Lisboa de 1755 puso en jaque las ambiciones coloniales portuguesas en el siglo XVIII. El seísmo y subsecuente tsunami mataron a más de 100 000 personas en Lisboa, entonces una ciudad de 275 000. Destaca el conflicto con España en la Banda Oriental por la colonia del Sacramento, las Misiones Orientales, Río Grande del Sur, Santa Catarina, La Guayra así como otros territorios fronterizos en Sudamérica. En 1815 quedó establecido el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve.

Brasil siguió siendo un territorio de Portugal por muchos años, y se convirtió en el centro principal de las ambiciones coloniales portuguesas. La inmigración voluntaria desde Europa y el comercio de esclavos de África aumentó la población de Brasil inmensamente, Brasil hoy es el país de habla portuguesa más grande del mundo. Para 1822, tras las guerras Napoleónicas, la estancia de la Monarquía en Brasil y los procesos de independencia de la América Española, Brasil declaró la independencia con un príncipe portugués, Pedro I, como emperador. Ése fue el fin del II Imperio Portugués.  A la altura del colonialismo europeo en el siglo XIX, Portugal había perdido su territorio en Sudamérica y unas cuantas bases en Asia. Durante esta fase, el colonialismo portugués se enfocó en expandir sus puestos en África en territorios del tamaño de una nación para competir con otras potencias europeas ahí. Portugal, tras la expedición de Serpa Pinto que atravesó África de Angola hasta Mozambique permitió la ocupación de un territorio colonial continuo, del cual sólo fueron reconocidos los actuales territorios de Angola y Mozambique debido a la presión británica (ultimátum) en Rodesia. Los territorios portugueses eventualmente incluían las modernas naciones de Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Guinea-Bissau, Angola, y Mozambique. Durante la Primera Guerra Mundial, Portugal entró en guerra con Alemania, y ocupó y anexionó tras el Tratado de Versalles el triángulo de Kionga, redefiniendo así la frontera mozambiqueña. En el ocaso de la Segunda Guerra Mundial, otras naciones europeas comenzaron a abandonar sus colonias, ya sea de forma voluntaria o involuntaria. Portugal se rehusó a entrar en este proceso voluntariamente, y fue la última nación en retener sus mayores colonias. En 1961, Goa y el resto de la India Portuguesa fueron ocupadas y anexadas por la India, mientras que una guerra de décadas fue desatada en el África Portuguesa con varios grupos de resistencia. Finalmente, el costo de la infructuosa guerra llevó al régimen de Salazar al colapso en 1974 con la Revolución de los Claveles, y uno de los primeros actos del gobierno democrático que lo reemplazó fue terminar la guerra y negociar la entrega de las colonias a los rebeldes indígenas. En Mozambique y Angola, los rebeldes entraron prontamente a una guerra civil, con gobiernos comunistas entrantes respaldados por la Unión Soviética, Cuba, y otros países comunistas y grupos de insurgentes apoyados por naciones como Zaire, Sudáfrica, y los Estados Unidos.

Timor Oriental también se hizo independiente en este momento, pero fue prontamente invadida por su vecina Indonesia, la cual ocupó hasta 1999. Por su parte, Macao fue devuelta a China el 20 de diciembre de 1999, bajo los términos de un acuerdo negociado similar al del Reino Unido cuandó entregó Hong Kong. El III Imperio Portugués y con ello, todo el imperio portugués terminó en 1975 con la independencia de las últimas colonias en África. Las siete ex colonias de Portugal, que ahora son naciones independientes, actualmente, junto con Portugal, son miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP)…[1]

La Factoria Historica


[1]Gómez Fortes, Braulio y Diego Palacios (2006). Una Historia Política de Portugal. Madrid, Siglo XXI de España Editores, S.A.. ISBN 8432312428; Fernández Rodríguez, Manuel (2004). Toronium: Aproximación a la Historia de una Tierra Medieval: Galicia y Portugal en la Edad Media. Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ISBN 8400082613; Herculano, Alexandre (2004). Historia de Portugal (VV.VV.). Lisboa, Ulmeiro. ISBN 9727060102; Hermano Saraiva, José (2001). Historia Concisa de Portugal. Mem Martins: Publicações Europa-América. ISBN 9721028290; García, José Manuel (2003). Breve Historia dos Descobrimentos e Expansão de Portugal. Lisboa: Presença. ISBN 9722325248; López-Davalillo Larrea, Julio (2002). Atlas de Historia Contemporánea de España y Portugal. Madrid: Síntesis S.A.. ISBN 8477388253; Quesada Marco, Sebastián (2001). Portugal: Historia y Civilización. Madrid: Acento. ISBN 8448306236.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

IDIOMA

La Factoria Historica

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.708 seguidores