Inicio » Àmbit Geogràfic » El hombre de Pekín

El hombre de Pekín

A lo largo de la historia se han planteado distintas reflexiones respecto del origen del ser humano, desde el creacionismo, corriente firmemente defendida durante la Edad Media (incluso un arzobispo irlandés contando las generaciones de la Biblia y añadiendo las de la historia moderna llegó a fijar la fecha de creación de la tierra con una pasmosa precisión el 23 de octubre de 4004 a. C.) y que hoy continúa en forma de movimientos pseudo-científicos y religiosos que militan en contra del hecho evolutivo, hasta el evolucionismo, considerado en su momento por los radicales cristianos como una aberración: era monstruoso pensar que el hombre había cambiado biológicamente desde su creación.

El hombre de Pekín

Por Vir Covi

Sin embargo, las pruebas arqueológicas comenzaron a aparecer y hoy se acepta sin ninguna duda la evolución de las especies. Hoy día y cada cierto tiempo, aparece la primicia del descubrimiento de un nuevo fósil que modifica sustancialmente lo que se sabía sobre nuestros orígenes ya que casi siempre se trata del coloquialmente llamado eslabón perdido, concepto científicamente incorrecto (pues no habría un eslabón sino muchos) pero que se sigue utilizando para referirse al espécimen que uniría a los humanos actuales con sus antepasados los simios, pues está descartado que el predecesor del homo sapiens sea el neandertal.

El Hombre de Pekín alude a los restos fósiles que se encontraron en el suroeste de China entre 1921 y 1937 y que se hicieron muy populares porque se consideraron el eslabón perdido y porque su historia está llena de dificultades ya que los primeros hallazgos no se produjeron en excavaciones sino en una botica de China donde se vendían como huesos de dragón, muy demandados por sus propiedades afrodisíacas y curativas, pero quiso la casualidad que uno de esos dientes fuera a parar a un científico sueco que al analizarlos reconoció su pertenencia a un homínido extinto. A partir de entonces y durante 7 años se llevaron a cabo excavaciones en lo que se conoce como Colina del Hueso del Dragón, desenterrándose fósiles de más de 40 ejemplares de adultos, jóvenes y niños, hasta que en julio de 1937 comenzó el asedio japonés al país en el marco de la II Guerra Mundial.

Los fósiles se pusieron a salvo en la Facultad de Medicina y en 1941 las autoridades chinas, ante la inminente invasión, decidieron enviarlos a EEUU desapareciendo por el camino, aunque los investigadores pudieron continuar con sus trabajos a partir de los moldes, los informes previos y las excelentes radiografías y fotografías llegando a la conclusión de que no eran una especie nueva sino pertenecientes al homo erectus, los verdaderos pioneros de la cultura humana, pues salieron de África para poblar Asia y Europa, lo que indica la tendencia a emigrar y la búsqueda de nuevos territorios de caza, algo sólo posible gracias a su mayor inteligencia. Hoy la búsqueda de esos restos continúa y desde 2005 existe una comisión china encargada de seguir las diferentes pistas e incluso se ofrece una recompensa de 150.000 dólares por esos valiosos restos de enorme valor para los paleontólogos, pues la reconstrucción e interpretación de la vida en la Tierra sólo es posible gracias a los fósiles[1].

La Factoria Historica


[1]Jia, Lanpo (1976). Cueva Hogar del Hombre de Pekín. Publicación de la Editorial de Lenguas Extranjeras (Pekín). Código 7050-51 00070 7-S-1358P; Jia, Lanpo (1981). “El hombre primitivo en China”. Ediciones en Lenguas Extranjeras. 75 págs. Pekín. Ref. 1150-150 00370 11S-1492P.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

IDIOMA

La Factoria Historica

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.713 seguidores