Inicio » Àmbit Geogràfic » Los fenicios

Los fenicios

Poblada desde principios del III milenio a. C. por semitas cananeos, la Fenicia histórica se extendía sobre una estrecha franja costera de 40 km, desde el Monte Carmelo hasta Ugarit (unos 300 km). Su suelo montañoso y no tan apto para la agricultura (aunque se esforzaron por sacarle provecho), orientó a sus habitantes hacia las actividades marítimas…

Los fenicios

Con más razón el mar se le impuso a este pueblo, al quedar dividido en pequeñas ciudades-estado separadas por espolones rocosos, pues el cabotaje era mejor que las vías terrestres para el contacto entre las ciudades, que se escalonaban desde Acre y Tiro, por Sidón y Biblos, hasta Arados y Ugarit. Fenicia, al ser un estrecho paso entre el mar y el desierto de Siria, en contacto al sur, a través de Canaán y del Sinaí con Egipto, y al norte, a través del Éufrates, con Mesopotamia y Asia Menor, estaba destinada a ser una rica encrucijada comercial, codiciada por los grandes imperios vecinos.

La Cultura Fenicia

La cultura Fenicia que vamos a ver a continuación la podemos visualizar a partir de diversos aspectos como pueden ser su:

1. Medio Geográfico

Los fenicios se enclavaron entre las estribaciones de los montes Líbano y el Mediterráneo, en costas del Asia Menor, existe una pequeña y estrecha faja geográfica de unos 200 kilómetros de largo y 40 kilómetros de ancho, que en la antigüedad se conoció como Fenicia, que significaba “País de Palmeras”. Sus límites fueron:

- Norte: Siria.

- Sur: Palestina.

- Este: Montañas del Líbano y Ante Líbano.

- Oeste: Mar Mediterráneo.

Fenicia fue un reino de Antigüedad que estuvo ubicado en la llanura Costera que en la actualidad es Líbano, en Mediterráneo oriental. Esta civilización se desarrolló entre la siglos X y V a. C., tiempo en el cual establece colonias en todo África del Norte y en el sur Europa.

No está claro hasta qué punto los fenicios se consideraban como una sola etnia. Su civilización fue organizada en ciudades-estado, Similar a la antigua Grecia. Cada ciudad-estado era una unidad independiente políticamente, podrían entrar en conflicto una ciudad con otra, ser dominadas por otra ciudad-estado aunque colaborasen formando ligas o alianzas..

Pese a su estrechez en materia de tierras, la costa abrupta y rocosa, ofrecía, de trecho en trecho, magníficos puertos y abrigos naturales del mismo modo que los montes proporcionaban excelentes maderas que los habitantes de la región utilizaban en la construcción de embarcaciones. Por ello mismo, debido a lo accidentado del terreno y a la escasez de tierra de cultivo, los Fenicios trataron de obtener en el mar el espacio y sustento que la geografía les negaba; se hicieron excelentes marineros, grandes colonizadores y comerciantes emprendedores, poniendo en relación, por vez primera quizás en la historia, los productos y cultivos de Oriente y Occidente.

2. Dominio de las Ciudades

Los fenicios eran de raza semita y procedente de Caldea, se establecieron en esta área geográfica, probablemente en el tercer milenio anterior a Cristo, organizándose como ciudades independientes y sucesivas que tuvieron que afrontar la dominación de babilonios, hititas y egipcios. El primer puerto comercial fue Biblos cuyos habitantes iniciaron el comercio.

Con Chipre, Egipto y Creta, pero que luego empezaron a decaer frente al poderío de otra ciudad, Sidón, con quien se inicia el verdadero proceso de comercialización y colonización a través del Mediterráneo y el Medio Oriente, de allí que esta historia que se extendió hasta 146 a.m., comprende el estudio de tres periodos representados, a su vez, por el florecimiento de tres ciudades: Sidón, Tiro y Cartago.

I) Periodo de Sidón (Siglos XV a XII a.c): Los sidonios comerciaron en la cuenta oriental del Mediterráneo: Chipre, rodas, Grecia, Asia Menor, Islas del Mar Egeo, llegando hasta el Mar Negro. El espíritu que les animaba era el de canjear los productos de su industria como vasos, perfumes, joyas, tejidos, etc., por esclavos, pieles, metales, ganado, y áreas de terreno en donde instalaban sus factorías y tiendas de comercio. Sin embargo, esta prospera actividad se vio sorprendida hacia el año 1150 a.c cuando los Filisteos, pueblos de mar, saquearon y destruyeron Sidón cuyos habitantes tuvieron que huir hacia el Sur, refugiándose en la ciudad de Tiro.

II) Periodo de Tiro (siglos XII a VII a.c): Esta ciudad, edificada en islotes próximas a la costa, y, caracterizada por las construcciones de varios pisos, heredo el espíritu y el poder de los sidonios.

Los tirios descubrieron y navegaron el Mediterráneo Occidental, más allá del Mar Egeo, llegando a costas de España, Sur de Italia, y toda la costa norte de África donde establecieron prosperas colonias que arribaron enormemente el comercio de todas estas zonas. Frente a la isla de Sicilia, pero en costas de África y en un lugar que dominaba las rutas de comercio entre el Oriente y el Occidente del Mediterráneo, fundaron la ciudad de Cartago, actual Túnez, en el año 814 a.c., que fue la sucesora en el poderío y desarrollo comercial de los fenicios.

III) Periodo de Cartago: Se inicia a partir del siglo VII a.c. Cartago significa “Ciudad Nueva” y durante este periodo los fenicios llegaron a su máximo esplendor, intensificando el comercio el comercio y la colonización en ambos extremos del Mediterráneo. Atravesaron el Estrecho de Gibraltar explorando las costas del Atlántico en Europa y África. Esta prosperidad les acarró la rivalidad de los griegos, primero, y, de los romanos, después, siendo estos (Republica Romana) quienes lograron vencer durante las llamadas Guerras Púnicas y destruir por completo la ciudad de Cartago hacia el año 146 a.c. poniendo fin, de esta manera, a la hegemonía comercial de los fenicios en el Mediterráneo.

3. Navegación y Colonización

Reducidos a un estrecho territorio, los fenicios, como se ha dicho anteriormente, encontraron en el mar el elemento para su subsistencia convirtiéndose en los mejores y más arriesgados marinos de su época. Navegaban pegados a las costas para tener un punto de referencia o anclar en una rada si era necesario y, cuando se hacía imprescindible, entonces navegaban de noche guiada y orientada por la estrella polar. Pueblo hasta cierto punto egoísta, por la misma naturaleza de su actividad comercial, mantuvieron en secreto las rutas de su navegación y travesía para evitar todo género de competencia. Asegurando el dominio del Mediterráneo, practicaron un sistema de colonización bajo estas modalidades:

Concesiones: Que no eran sino zonas especiales o barrios dentro de ciudades extranjeras que los fenicios conseguían con la autorización de monarcas y gobernantes para establecerse y ejercitar su actividad comercial.

Factorías: Que eran construidas en regiones poco civilizadas, pero que ofrecían posibilidades de comercio. Además de los almacenes para depósitos, contaban con un mercado y un recinto amurallado donde se refugiaban en caso de peligro.

Colonias: Estas eran, prácticamente, independientes; llevaban una vida propia y significaba ya la implantación de la cultura y el espíritu fenicio en territorio extranjero.

4. Comercio Fenicio

El negocio fenicio consistió en el cambio de los productos de su industria como espejos de metal, Telas, Estatuillas, peines, joyas de oro y plata, armas de bronce, objetos de cristal, etc., por productos de la región con la que comerciaban, así, de España traían plomo y estaño; lana de Sicilia; marfil, oro y plumas de avestruz de África, mirra, especias y piedras preciosas de oriente. Para efectuar este intercambio utilizaron no solo el mar, a través del Mediterráneo, Mar Negro, y el Atlántico, sino que también, incursionaron en el comercio por tierra, atravesando Arabia, Mesopotamia, Persia y la India.

5. Alfabeto

En un comienzo, los fenicios adoptaron la escritura cuneiforme de los mesopotámicos, luego, al influjo egipcio, siguieron la escritura de los faraones, reemplazando el ladrillo por el papiro, al mismo tiempo que su espíritu práctico los llevo a simplificar, los numerosos y complicados signos, en solo 22 letras que representaban sonidos elementales de la voz humana y con cuya combinación podía escribirse cualquier palabra. Este sistema al ser conocido por los griegos, lo perfeccionaron y difundieron dándole, al conjunto, el nombre de las dos primeras letras: Alfa y Betha, o, simplemente ALFABETO que es el que, con pequeñas modificaciones, utilizamos en la actualidad. Es de anotar, además, que el espíritu comercial que les animaba, hizo que los fenicios inventaran la Letra de Cambio, como medio para efectuar sus transacciones y, así mismo, formaron sociedades mercantiles para impulsar y desarrollar el comercio, la industria del intercambio en gran escala…

La Factoria Historica

 

 

About these ads

3 comentarios

  1. Manuel Pachas dice:

    muchas gracias por esta información me ayudo mucho para mi trabajo del instituto…

  2. vale dice:

    esta buena la informasion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

IDIOMA

La Factoria Historica

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.695 seguidores