Inicio » Àmbit Geogràfic » Àfrica » La Segunda Guerra Punica. Aníbal Barca‏

La Segunda Guerra Punica. Aníbal Barca‏

Durante los siglos II y III a.C. las dos principales potencias del Mediterráneo fueron Roma y Cartago (en el norte de África) quienes ocupaban lugares muy importantes en los intercambios comerciales lo que les llevó a enfrentarse por la supremacía en las Guerras Púnicas, llamadas así porque los romanos llamaban “punici” a los cartagineses, derivado de “phoenici”, por su origen fenicio, y aunque Roma salió victoriosa de la I Guerra, nació la fama del general cartaginés Amílcar Barca, que después de verse obligado a aceptar unas humillantes condiciones de rendición y tras sofocar durante 3 sangrientos años la rebelión de los mercenarios, que querían cobrar sus sueldos, se dirigió a Iberia para compensar las pérdidas de territorio y donde durante más de una década dirigió la conquista del sur, acompañado del mayor de sus 5 hijos, Aníbal, a quien hizo jurar que jamás sería amigo de Roma…

 Aníbal Barca‏

Por Vir Covi

Amílcar fue sucedido por su yerno Asdrúbal, que más partidario de la diplomacia firmó un tratado con Roma en el año 226 a.C. por el que la península quedaba dividida en dos zonas de dominio, Roma al norte y Cartago al sur, con la prohibición de expandirse, pero Roma rompió el acuerdo lo que desencadenó la II Guerra Púnica, con Aníbal, de 25 años, al frente del ejército tras la asesinato de Asdrúbal, quien siguió una estrategia inesperada para los romanos pues en lugar de enfrentarse en Hispania o el norte de África llevó la guerra a Italia atravesando los Pirineos y los Alpes con su ejército y un contingente de elefantes y donde obtuvo importantes victorias gracias a sus brillantes tácticas y apasionados discursos sobre la libertad que hicieron que muchos pueblos italianos se unieran a él.

Finalmente y después de 15 años de contienda los romanos decidieron atacar Iberia y Cartago, lo que obligó a Aníbal a regresar y aunque su presencia reforzó la moral del ejército cartaginés, fueron derrotados y obligados a aceptar unas condiciones económicas durísimas por lo que Aníbal decidió que la indemnización la pagaran los oligarcas, ganándose su enemistad y marchando voluntariamente exiliado a Turquía, donde el rey le traicionó y ante la amenaza de ser entregado a los romanos, se suicidó con un veneno que se cuenta llevó durante mucho tiempo en un anillo.

Aunque el balance personal de Aníbal fue un fracaso, pues Roma extendió sus dominios por el Mediterráneo y Asia, el impacto psicológico en la sociedad romana fue enorme e incluso se llegaron a erigir estatuas en las calles de las ciudades para representar al gran adversario que fue. La III Guerra Púnica tuvo lugar más de 40 años después de su muerte y terminó con la total destrucción de Cartago, en la actual Túnez, cuyas ruinas son hoy parte de un complejo residencial de lujo…[1]

 “Juro que en cuanto la edad me lo permita emplearé el fuego y el hierro para romper el destino de Roma”

Enlace directo: La tercera Guerra Púnica

La Factoria Historica

_____________________

[1] Baker, George Philip (1943). Aníbal. Editorial Iberia S.A. para Círculo de Lectores, 2004. ISBN 978-84-672-0491-9 Lancel, Serge(1997). Aníbal. Barcelona: Editorial Crítica. ISBN 84-7423-826-9, Mira Guardiola, Miguel Ángel (2000). Cartago contra Roma: las Guerras Púnicas. Madrid: Aldebarán. ISBN 84-88676-89-1Quesada Sanz, Fernando (2005). «De guerreros a soldados. El ejército de Aníbal como un ejército cartaginés atípico». Trabajos del Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera (56). ISSN 1130-8095, págs. 129-162.

 

About these ads

1 Comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

IDIOMA

La Factoria Historica

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.712 seguidores